Sobre la Bitácora


Nunca fui buena para llevar diarios de vida, aunque lo intenté infructuosamente durante toda mi infancia. Este deseo tuvo una culminación exitosa en un diario lacrimógeno en el cual plasmé mi más grande, estúpida y terriblemente patética decepción amorosa (*sniff* *llantitos*) y sí, me sirvió  para no “morir de amor” xD! Eso fue sólo un año antes de que conociera los blogs y mi vida se trasformara por completo. Paralelo a mi cuaderno-paño-de-lágrimas consolaba mi alma viendo Inuyasha (*risas al por mayor*) y alegando  que Kykio era el mejor personaje (*y que Ahome debería morir por estúpida y babosa de una manera horrible*) con todo el mundo. Por esta importante  razón  descubrí los foros virtuales dándome, cuenta gracias a ellos, de que me encantaba escribir posts exponiendo mí opinión y que, para mi asombro, tenían muchas personas  que me leían y a las cuales les interesaba mi visión. Así que cuando, en un rato de ocio en la biblioteca de la universidad, una amiga me mostró su blog allá por noviembre del 2005 tuve una buena corazonada. A principio de ese año había abierto un Myspace que se llamaba “La vida según Elizabetha” donde, creo, completé mi perfil, hice una lista de mis canciones favoritas y publiqué una crítica de la película Brokeback Mountain (*AKA Secreto en la Montaña*) para luego dejarlo morir en una rápida agonía. ¿Por qué? no cumplía con mis expectativas: era poco moldeable, personalizable en un 1% y para nada intuitivo, ósea algo destinado al olvido. Al año siguiente me quedé sin estudiar porque tuve problemas económicos y confinada a mi casa, una tarde de ocio de octubre, para ser más exactos el 10 a eso de las 6 (*¿más datos?*), vio la luz cibernética y fue el comienzo de mi vida como bloggera.  Siempre he amado escribir (*soy una escritora frustrada de primera línea*) y lo creé pues deseaba tener un rinconcito virtual donde compartir las cosas que me gustaban (música, libros, películas, series, anime, documentales etc.)y reírme un poco de mi vida, la cual ha sido catalogada por mi mejor amiga como una mezcla de un sitcom norteamericana al estilo de Friend y Big Bang Theory y una peli de Woody Alen… háganse una idea.

            En aquellos tiempos prehistóricos diseñar un blog era complejo (*no se imagina  la suerte que tiene los bloggeros actuales con sus plantillas*) y me pasé bastantes horas muy entretenidas (*de verdad amo meterme en los códigos HTML*) investigando y combinando trucos para amononarlo en blogs de ayuda como el Gemma, Rosa o Pizcos. He tenido tres platillas diferentes y siempre me he sentido muy orgullosa de como se ven, aunque este último tiene menos intervenciones de las que quisiera. Ahora es más fácil diseñarlos en forma mainstream, pero eso te coarta el diseño directo, sobre todo a mí que no soy una experta. En cuando al contenido, siempre ha tenido un sello muy personal, donde hasta cuando comento comida retrato mi personalidad y vivencias. Muchas veces me preguntaron si no me cansaba estar tan expuesta y la verdad nunca fue así. Me gustaba compartir mi vida, no por lucirme, sino porque sabía que había otras personas tan extrañas como yo que también se sentían solos y para los cuales era mi blog era una compañía. Por eso lo catalogaba de Blog Rosa-medio-dark y lo cierto es que si lo era, estaba lleno tanto de simpatía como de tristeza y en este espacio virtual desfruté de grandes felicidades y me sobrepuse a enormes amarguras.

Siempre pensé que si el blog superaba los 5 años, intentaría crear una página web, pero lo cerré abruptamente a finales del 2011. Las razones están en esta entrada, pero en resumidas cuentas, me sentía frustrada y ya no creía que este espacio sirviera para el propósito con el cual se había creado. Fue una decisión estúpida y me arrepentí por muchos meses, sobre todo porque retiré todo el material de la red, alrededor de 900 post y sólo conservé la plantilla vacía. Siempre me decía que lo volvería a escribir en el aniversario del blog, pero pasaron dos octubres y nada. Cada vez que leí un buen libro encontraba una nueva leyenda o veía una buena serie exclamaba” ¡Debería tener mi blog!” Me sucedía de la misma forma cuando tomaba una bonita foto, conocía un nuevo lugar o me sucedía algún chascarro gracioso de los que abundan en mi vida. Así que, después de mucho dudar, lo reabrí en abril del 2014 y aquí estoy, de vuelta.

Por último algunos datos: mi nick Elizabetha es por la inexistente novia de Drácula en la película de Coppola (*es que no podía sacarme de la cabeza la frase “I have crossed oceans of time to find you”, ¿ya?*) una de mis favoritas ever. Lo mismo sucede con la dirección del blog “harshies” fue la única forma que encontré de escribir de “oído” “Rio de la princesa” al cual se alude en la misma peli (*"In my mother's tongue, it is called 'Artzeche', River Princess." Loquita por el tema xD!*) Si, lo sé esto es muy loser, pero es parte de la historia del blog. Mi foto de perfil fue, hasta este año y sigue siéndolo en Wordpress, una imagen que me es muy querida de kykio y su largo cabello al viento recortada contra una luna llena (*sip, antes tenía todo ese rollo dark-nostálgico, que aun mantengo intacto,pero con una dosis extra de arcoíris*).Cuando volví quise cambiarla por algo más personal, colocando una caricatura que me hizo una amiga muy querida en la que tengo alitas de murciélago (*Oh yeah!*) Y, pese a todos los artilugios tecnológicos con los que podría hacer una hermosa firma, mantengo la que ustedes pueden ver al final de todas las entradas, pues fue hecha de forma artesanal (*la imprimí en una hoja directamente del computador, la fotografíe, la recorté en paint y luego la subí photobucket, Dah!*) y porque me recuerda que hace casi 8 años comencé esta aventura, la que espero se transforme en una larga y próspera vida (*gracias Sr. Spock por la cita xD!*)


                     ¡Bienvenidos!









Subir a Inicio