domingo, 30 de octubre de 2016

[Cooking SpookyLiz] Pancitos de Calabaza (AKA zapallo) o adentrándose en los "hermoso y desconocido"



Esta receta, la hice especialmente para compañar este ciclo y he quedado súper contenta con ella. La verdad, es que era para el que escribí el año pasado, pero, a pesar de que hice toda la parefernalia y le pedí a mi mamá zapallo de campo cocido, al final no tuve tiempo y nunca más me acordé de ella hasta ahora. No sabia si lograría que estos pancitos resultaran o serían una desastre, la "crónica de una muerte anunciada", pero de todas meneras me atreví a probar con un mero afán de weveo, pensando que si no salían más que negendritos naranjas, igual lo contaría acá como broma. Total, hacer de mi vida un chiste es mi especialidad. Por ello, y a pesar de que Poilu me miraba con cara preocupada y me decía que esta receta era un incordio, el viernes en la mañana me levanté con la "tincada" de intentarlo y, para mi felicidad, resultaron. Gracias Abuelita Orfela por trasmitirme los genes de la cocina exitosa xD!

Como lo he hecho otras veces, les voy a dar los ingredientes originales y al lado los que yo ocupé, pues reemplacé varios. Además les dejaré las equivalencias de gramos a ml y como medirlos un poco "al ojo". Les dejo la receta original ACA, pero la verdad es que encontré que la chica era "ataosa" para explicar como hacerlo y media críptica, de manera que hay cosas en las que me las ingenié sola y que les contaré, de la misma forma en que al final del post les diré en que mejoraría la receta. Me tomó mas o menos 25 minutos en cada parte de la preparación, pero pueden ser menos si son reposteras profesionales, ya que esta era la primera vez que hacia "the real pan", con levadura y todo, por lo que me demoré tratando de que la cosa resultara. Salen 6 pancitos de un tamaño bastante aceptables y bastante ricos para una tardecita con amigas o de regaloneo. Es apto para Veganos :)




Una cosa que quiero que tengan claro es que usé muchas medidas equivalentes a lo que la chica da en la receta y otras las medí en una pesa de precisión. Por ello les dejaré las conversiones y las que pesé una apoximación en tazas (200 ml) o cucharadas soperas.  Pueden ver una tabla de conversiones útil y fácil ACA. igual, como ustedes saben, no soy rigurosa en las porciones, porque cocino bastante por instinto, asi que quedan advertidos. Igual les diré en que parte metí mas ingredientes, para que se fijen.

Ingredientes

1.Masa

-50 gr de puré de zapallo kabocha ---> usé zapallo normal de la feria (mas o menos dos cucharadas)

-200 gr de harina (mitad harina integral y mitad harina para pastelería ) ---> harina de avena select (más o menos dos tazas)

-80 gr de leche vegetal (coco casera) ---> leche de soya de supermercado (mas o menos 3/4 de tasa)

-20 gr de aceite de coco a temperatura ambiente ---> Aceite de oliva extravirgen (más o menos 1 y 1/2 cucharadas soperas rasas)

-3 gr de levadura deshidratada ---> recomiendo Pesar, porque la cantidad de levadura es vital, pero es más o menos un poco menos de un cuarto y un poquito mas de una cucharada sopera rasa

-20 gr de azúcar mascabo previamente procesada  ---> Azúcar rubia [Sí, si se que es EL azucar, pero lo pongo así por convención](mas o menos una cucharada sopera rasa y un poco más)

-3 gr de sal

2.Relleno:

-150 gr de puré de zapallo kabocha* (si tu zapallo no está muy dulce, puedes agregar un poco de azúcar al relleno, unos 10 gr. deberían ser suficientes) --->Zapallo de feria (5 a 6 cucharadas con miel de abeja a gusto.)

-20 gr de aceite de coco---> Aceite de oliva extravirgen (más o menos 1 y 1/2  cucharadas soperas rasas)

3.Decoración

-6 semillas de zapallo (de las peladas) ---> nunca tuve xD!

4. Otros

-Aceite de sabor neutro para untar la asadera y los hilos ---> usé de oliva

Equipamiento necesario

-Balanza

-Hilo de atar

-Papel film

-Asadera



Primero, tiene que hacer el puré de zapallo y para eso necesitan cocerlo al horno hasta que puedan meterle un cuchillo a través de la cáscara. Según sea la potencia de su horno, eso tomará más o menos 40 minutos. Mi recomendación es que traten de que esté bien maduro para que esté sea dulce y, si sólo quieren hacer seis pancitos, usen 1/8 de zapallo, o sea, la mitad del trozo que yo les muestro. Una vez que el zapallo está cocido, le sacan la pulpa, la que casi se separa sola de la cáscara si ha alcanzado el punto óptimo y lo muelen. Si encuentran que esta muy desabrido, pueden agregarle azúcar, pero recomeindo miel, pues la combinación es muy sabrosa. Cuando era pequeña y vivía donde mi abuela, ella siempre hacia zapallo al horno en invierno y lo comía con miel :) Un vez que lo han molido bien, lo dejan enfriar.



Una vez que tiene listo el puré, en un bowl grande mezclan todos los ingredientes agregando en forma sucesiva y revuelven hasta formar una masa homogénea, bastante pegajosa. La chica lo hacia por separado, pero yo lo junté, porque soy chora y no hubo problemas. Eso si, el aceite lo agregué al final, cuando se hacía difícil seguir mezclando.

Acá tuve el primer problema, pues agregué mas zapallo del que debía (onda, ¿de verdad iba usar tan poco? o sea, es pan de zapallo po!) y la masa me quedó super licuada. Ella dice que tiene que quedar asi, pero es que a mi me quedó imposible de amasar. Traté de mezclarla metiendo la mano dentro dentro del bowl, porque obviamente no tengo superfice especial para amasado y si bien anduve bastante bien, me di cuenta que estaba demasaido pegajosa y que jamás se formaría la bolita del pan si seguía asi. En ese momento me acordé que cuando veía a las señoras en el campo preparar pan artesanal, ellas se echaban harina en las manos hasta lograr la consistencia que deseaban. Bueno y como yo nunca sigo una receta al pie de la letra, eso fue lo que hice, pero ojo, respetando la idea de que tiene que ser bien liquida y pegajosa, para que el pancito quede tierno. 




Lo que hice fue seguir amasando dentro del bowl, pero agregando un poco de harina cada vez que las manos se me pegoteaban, hasta que logré una bolita homogenea, que "había desarrollado gluten (cuando la pinchas con el dedo la masa vuelve a su lugar demostrando elasticidad)", pero muy hidratada e insisto, pegajosa. Luego la puse en un bowl limpio, la cubrí con papel film y la dejé en un lugar cálido y sin corrientes de aire para que la masa suba y suplicara su tamaño. Le puse en una pieza cerrada que tenemos de trastero y la dejé ahi dos horas y media. Lamento haber olvidado tomar la foto correspondiente, pero si lo hacen, verán que a simple vista el pan se ha pujado muchísimo.

Ahora, en ese intertanto, preparé el relleno. La receta original dice que hay que ocupar 150 gramos de zapallo, pero usé más o menos 200 y anduve justa. A eso le agregué miel y aceite de oliva hasta formar una pomada y lo metí al congelador (la parte de arriba del frigider) hasta que el pan duplicó su tamaño




Los siguiente que deben hacer es cortar la masa en 6 partes, ojalá de tamaños dferentes para que luego al juntar los pancitos en el plato, parezcan minizapallitos de diversos tamaños, pero eso es a gusto de cada uno. En mi caso lo hice así. Luego de eso, hacer 6 bolitas y meterlas siempre bajo papel film para conservarlas, para que no comiencen a "agrandarse" muy rápido. Ahora las trabajamos una a una de la siguiente forma.

Recomencadión: hacer cada pancito completo de una vez, no formar las bolitas rellenas primero y luego amarrarlas con los hilos una tras otras, porque comienzan a "crecer" y se ponen más difíciles de trabajar. Una vez terminado, poner uno a uno en una asadera embadurnada de aceite y tapar con papel film nuevamente, desde el primer pancito.




Se toma una bolita de masa, se aplana en la manos para sacar el gas que produce la levadura y se pone en un plato para rellenar con una porción de la pomada de zapallo. Yo lo agregué con una cuchara. Una vez que hacía hecho esto, lo vuleves a poner en tu mano para cerrarlo como si fuera un taco, para al final cerrar la punta pelliscándola, para luego aplanarla. Una cosa importante es no dejar la masa muy delgada, porque luego, cuando la amarras y crecen nuevamente, el relleno se puede escapar. A mu me pasó con uno, pero el desastre no fue demasiado, porque el pan horneado detuvo la fuga.

Una vez que lo tienes listo, toman una trozo largo de hilo en denvolver, el cual previamente han impregnado en aceite de oliva con la mano y sitúan la mitad del hilo abajo del pancito, de manera que la parte que cerraron les quede hacia abajo. Luego los van pasando tres veces sucesivas, para formar los gajos y cierran en el lugar de partida, es decir en la cara del pan que no tuvo abertura. Destaco esto, porque de esa manera es más fácil sacarlos luego y también lograr configurar los gajos. Ojo: no dejen muy apretados los hilos, porque esta masa va a crecer y no querermos que los gajos se partan o queden muy pronunciados.




Una vez que tienen el primer pancito, lo van poniendo en la lata del horno embadurnada con aceite de manera sucesiva, siempre tapando con papel film (insisito!) y lo dejan aumentar de tamaño nuevamente. En mi caso, los dejé dentro del horno una hora y media y,como ven en la tercera foto de  izquierda a derecha, aumentan bastante y terminan pareciéndose a la Venus de Düsserldoff xD!

Una vez que han visto que los pancitos han duplicado su tamaño, precalienta el horno a unos 200º y los meten hasta que se doren, no más, de manera que la cantidad de tiempo depende de la potencia de tu horno. En mi caso, los metí 12 minutos y quedaron ok.

Después de eso dejar enfriar, cortar los hilos con una tijera y servir :)




Realmente me gustó esta receta y los pancitos quedaron espectaculares, suavecitos, esponjosos y sabrosos. Ahora, debo decir que el pan en si no quedó dulce y salió muy parecido al pan casero integral, salvo que mucho más esponjoso y naranjo. El relleno me encantó, pues es una pomada deliciosa cuya combinación de miel y zapallo la lleva. Aún así, voy a dar ciertas consideraciones que deben tener en cuenta:

1. Si no te gusta el pan integral, te recomiendo que lo hagas derechamente con harina blanca, o con una mezcla que lleva mitad y mitad.

2. Creo que el pan debe ser dulce, por lo cual la próxima vez agregaré azucar o miel o estevia, hasta que sienta la masa cruda bien dulce. Es verdad que ahora si me lo pareció cuando lo probé, pero me di cuenta que no era lo necesario. Si prefieres que el pan quede neutro y el relleno sea el que aporte el dulzor, deja las cantidades como están.

3. Personalmente, creo que al relleno le podemos sacar partido agregando pasas rubias y nueces picadas. No es necesario que sean muchas, porque la idea no es opacar el sabor del zapallo, pero si la cantidad suficiente para darle un toque extra.




4. Insisto una vez más, utilicen zapallo maduro, porque el sabor se potenciará de manera notable.

5.- Si no quieren hacerse problema con la forma, pueden hacer pancitos simples, aplastando un poco y con cuidado, las bolitas que han formado. Siendo sincera, no pensaba hacerle lo gajitos, pero cuando hice las bolitas rellenas encontré que habían quedado tan kawaii, que seria una pena no hacer el procedimiento completo. De hecho, casi no salieron asi, porque tenía perdido el carrete de hilo y como soy pésima, no podía encontrarlos aun ncuando estaba en mis narices. De hecho le pedí al pobre Poilu que fuera a ver a la bodeaga o a pedirle a los conserjes si tenían alguno que les sobrara ... Shame on me!


Bueno amig@s esa fue mi experiencia con los pancitos de zapallo y sinceramente, me quedé fascinada, pues no son para nada difíciles, solo hay que tomarse el tiempo y cuidar los detalles. La verdad es que no sé por qué no utilizamos el zapallo en repostería, porque la verdad es exquisito. Hay que aprovechar más este tipo de elementos y sacarles el jugo, porque el zapallo también se produce acá y no es patrimonio de gringolandia. En fin, pretendo hacer otra ronda de pancitos pronto, agregando todas las adiciones de las que les he contado y lo más seguro es que les deje la actualización en FCBK y en IG, aunque igual pondré al actualización acá :)


¿Les tinca preparar estos pancitos para regalonearse?



 photo Kisses.png photo 650833b9fdysdzh8.gif









 photo clementine_twitter.png photo clementine_google.png photo clementine_facebook.png  photo clementine_pinterest.png photo clementine_email.png photo clementine_bloglovin.png





GuardarGuardar

2 comentarios:

  1. Me encantaron tus pancitos de zapallo/calabaza. La receta no la encontré difícil y los ingredientes me parecen de lo más accesibles, además que yo estoy acostumbrada a hacer pan porque desde chica que lo hago en mi casa. Una sola cosa, ¿puedo reemplazar la leche vegetal por leche normal? si me dices que si, estoy lista xD Además que la forma final es tan adorable, y ciertamente que también aprovecharía de echarles algunas nuececitas o pasitas al relleno, pero en si el zapallo con miel me parece exquisito. Muchas gracias por compartirla, cuando te lo vi en Instagram había quedado con la intriga dentro.
    Cariños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, puedes usar leche de vaca, ojalá descremada para imitar la consistencia de la de soya :) Ojalá puedas usar estevia también, en vez de azúcar rubia, por tu problema de resistencia a la insulina, ya que si bien es más sana porque no está tan procesada, segun yo entiendo, tiene el mismo indice glicémico. Una cucharada sopera equivale, más o menos, a una taza de azúcar.
      Ojalá los hagas y me cuentas como quedaron :)
      Un beso!

      Eliminar


♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬ ♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬ ♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬✿♬✿♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬

Subir a Inicio