miércoles, 20 de agosto de 2014

My M&M's: Ground Floor, una comedia norteamericana al estilo Downton Abbey


Brody (Skylar Astin *¡vaya nombre!*)  es un trabajólico banquero que sólo conoce la responsabilidad y la constante presión en la prestigiosa firma Remington Trust. Favorito de su jefe, el excéntrico Mr. Mansfield (John C. McGinley), trabaja en el último piso de un importante edificio dedicado al alcanzar el éxito. Pero… toda su ordenada vida irá a dar al trasto de la basura cuando conozca y se líe con la optimista y despreocupada Jennifer (Briga Heelan), un miembro del singular equipo de mantenimiento de su edificio.


Comencé a ver Ground Floor (IMDb), principalmente, porque se acabó Mom (Reseña) y necesitaba un sustituto para mi dosis extra de risas semanales, necesidad imperiosa a esta altura del año, y  que complementa la que obtengo a diario con los dos episodios nocturnos The Big Bang Theory, No tengo idea de por qué la estrenaron en lo que sería la ”Mid-season” junto Undatable (IMDb) (que me gusta muchísimo más aún cuando es una serie llena de lugares comunes), si en Estados Unidos se emitió en noviembre del año pasado y ya tiene programada su segunda temporada para finales del 2014.


Esta serie está basada en la premisa que ha hecho famosas a Downton Abbey (Click) y la antigua Upstairs, Downstairs (Click), es decir explota, la contraposición de dos tipos opuestos y, a veces complementarios, de vida. En esta ocasión, y para hacerla más graciosa y light, no se refleja la interacción entre patrones y empleados en una gran casa, sino la que se llega a generar entre los miembros de un grupo selecto de trabajólicos profesionales jóvenes y uno de los que reconsiderarían trabajadores de menor preparación y éxito. Este despreocupado y divertido grupo de felices “losers” está compuesto por 4 miembros: la radiante Jennifer, la sensual y parrandera Tori (Alexis Knapp), el perezoso Derrick  (James Earl), el sarcástico y un poco resentido Harvard (Rory Scovel), quien apodan de esta manera, porque es el único que tiene estudios universitarios. Si bien antes la relación entre ambos grupos se limitaba a un casual encuentro en el ascensor o en la entrada al  cambio de un software computacional, ambas rutinas se verán entremezcladas y gravemente alteradas con el romance entre dos de sus miembros más emblemáticos.


Brody y Jennifer son una pareja “dispareja”, no sólo por lo diferente de sus trabajos y modos de ver la vida vida (extremadamente relajado el de ella y horriblemente estresante y demandante el de él), sino porque dentro de la relación ambos invierten los roles típicos de hombre y mujer. Brody es el sentimental y romántico y ella la chica independiente y despreocupada. Su romance es gracioso en algunos momentos, aunque nunca por completo, sobre todo por los problemas que se derivan de ala sensibilidad excesiva de él, de las intromisiones de su jefe y de los celos de Harvard, pero no consigue convencerme del todo. Es un poco sosa y más que nada es una excusa para resaltar las diferencias de ambos estilos de vida y la apegada/neurótica relación de Brody con su jefe. A su noviazgo le falta “condimento”, algo que haga que realmente logre una hilaridad tal que te saque reales carcajadas y los convierta del ellos una pareja adorable, de esas que logran que tu sigas su peripecias cada semana. Podría sacársela más partido, pero el papel de Jennifer es demasiado insustancial, vacío y no genera empatía. No es la chica entrañable que uno desearía como personaje en estas circunstancias. No creo que sea problema de la actriz, a quien he visto en otra serie, sino del libreto que no le da espacio para lucirse y desarrollarse. En Cambio Brody, gracias a su mayor interacción con ambos grupos, esta mejor caracterizado y tiene muchas más posibilidades de lucirse con éxito.


La verdadera diversión la generan dos personajes que son, a mi juicio los que articulan esta comedia de situaciones. Por una parte, tenemos al Jefe, Remington Stewart Mansfield, une especie de padre exigente y extravagante que regenta su empresa como un pequeño señor feudal, sembrando el pánico con una simpatía inigualable. Con su atuendo impecable y de un excelente gusto, tiene siempre salidas geniales, como el poner sus “ideas-fuerza” en carteles de neón por toda la oficina, citar a Brody en una sauna o adivinar las palabras o movimientos de sus empleados haciéndoles creer que tiene poderes paranormales. Está a medio camino entre Mr. Magorium, el papá de Tony Stark y el comandante de la Segunda Guerra mundial MacArthur. El es el verdadero corazón de toda la serie y sus escenas son garantía de risas seguras. Si sigo viendo Ground Floor es prácticamente por su caracterización (es demasiado adorable) y, personalmente, me gustaría que hubiese un cruce con Mom y el tuviese un romance con Bonnie. Eso si seria genial.


El otro personaje es su contrapartida, el envidioso y agrio Harvard, quien siempre consigue colarse en la oficina de Brody, generando jocosas escenas con Mr. Mansfield (Creanme, deben ver el capítulo del sauna ""Take Me Out to the Ballgame"). En cada situación trata de ponerse al mismo nivel de los banqueros, dejando en claro que es tan bueno como ellos o ridiculizándoles de mil manera, con lo cual resalta le sobran méritos para ser igual de exitoso y, de paso, trata de ganarse a Jennifer con pequeñas artimañas. Realmente, es un papel muy logrado, al cual se le agarra rápidamente cariños a pesar de sus mezquinas acciones y arteras tretas.


Los demás personajes son una mera comparsa, por lo cual, lamentablemente, no se desarrollan mucho ya que, más que parte de la trama, son un mero decorado o  telón de fondo para las desavenencias amorosas de Jennifer y Brody, su rivalidad con Harvard o para las ocurrencias locas de Mr. Mansfield. Debo hacer, si, mención del compañero de trabajo y amigo de Brody, al algo histérico y competitivo Threepeat (Rene Gube) quien tiene unas cuantas buenas escenas y que se perfila muy bien como personaje, destacándose entre los secundarios. 


Creo que Ground Floor funcionaria mejor mostrando sólo la vida interna de la firma Remington, con sus peculiaridades y exigencias, por que,finalmente, es siempre lo que acontece en ella lo que encausa la historia cada semana, dejando en un segundo plano la oficina de mantenimiento. Nuevamente pienso que es problema de los guionistas que no saben explotar suficientemente la trama ni afiatar los personajes. Por ello, y desde ese punto de  vista, la serie no está lograda y, por momentos, resulta totalmente insatisfactoria.

 
En fin, voy en el capitulo numero 5 de 20 y a pesar de que me gusta en un 70%, creo que tiene posibilidades futuras. Así que, antes de decidir si  veré la segunda temporada que se estrenará en Estados Unidos en noviembre, esperare a ver si logra remontar y deja de sostenerse sólo en las excentricidades de Mr Mansfield. Bueno, tal vez la vea por él… es completamente Kawaii :3
Lizclasificaci photo lizclasificacioacuten.png
 photo 121600ut0y4pu1n4.gif photo 121600ut0y4pu1n4.gif photo 121600ut0y4pu1n4.gif

 photo 03mm.png
¿Que serie cómica ha visto este año? ¿Cual es la que más les ha gustado?


                  photo Kisses.png photo 650833b9fdysdzh8.gif






 photo 536403sg1hb1q6nj.gifCon ganas de comer mantequilla de maní...

 photo 695351ug3twpiwlh.gif     Mis párpados cerrándose estrepitosamente de sueño xD!

 photo 1286740uqnbdn6zzr.gif  La isla del tesoro de Robert Louis Stevenson con ilsutraciones Robert Ingpen (Click!)


No hay comentarios:

Publicar un comentario


♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬ ♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬ ♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬✿♬✿♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬

Subir a Inicio