miércoles, 14 de mayo de 2014

Instantáneas de mi vida: Fuel for Life Denim Edition Woman (Perfumes, aquellas pequeñas botellitas de optimismo)


En esta sección subiré fotos sobre ciertos objetos que ilustran diversas y variadas partes de mi vida, junto con datos objetivos sobre lo que aparecerá en ellas y alguna historia que les ilustra sobre el  por qué ese “adminiculo” es parte de mi diario vivir. 


Este perfume es uno de la familia Fuel for Life y data del 2011. Su empaque está muy cuidado y la botella es moderna e innovadora con una funda de jeans desgastado que incluye una pequeña cremallera al lado derecho. El perfume es principalmente, floral y cítrico con carácter y gran cuerpo Tiene como notas básicas Limón, Jazmín, lavanda, frambuesa (casi imperceptible) y como notas de fondo un amaderado y muy sutil almizcle blanco. Es un perfume peculiar que tiene un ingenioso contraste ácido/dulce que a mí me encanta. Es atípico, con un aroma “perspicaz” (es el único calificativo que le puedo dar) que, tal vez, no es del gusto de todos. Tiene una muy buena fijación y permanece  con un dulce aroma floral en la ropa. Lo compré por primera vez en la Zona Franca del aeropuerto y no puede hacer una mejor inversión. Si eres una chica moderna, que gusta de los perfumes diferentes e ingeniosos, algo chispeantes, cítricos con un toque dulce, creo que es para ti. De todas maneras, como es tan diferente, recomiendo que lo pruebes antes de comprarlo.
Más datos  acá y página web oficial de Diesel.



Perfumes, aquellas pequeñas botellitas de optimismo :)


Tengo varios placeres culpables (MUCHOS), pero lejos el que más adoro, y que por ende es AUN más culpable, es mi gusto por los perfumes. Sobre los demás sabrán a su debido tiempo, si es que siguen frecuentando este rincón gatuno.
La verdad es que no es un pecado de larga data, ya que sobreviví hasta hace muy poco con las típicas y añoradas “colonias de guagua”, como la conocida del osito azul (Ammen) o la típica PinK Simonds (aunque yo, siempre rebelde al gusto popular, prefería la celeste de la misma marca, llamada marina Lotion). Si, no me avergüenza confesar que era de las chicas que en el cole y en la primera etapa de la universidad se pasean con un notorio y cargado aroma a bebé (D:), del cual se sienten orgullosas. Recuerdo, con un poco de aprensión, como todas las noches cuando arreglaba la ropa del día siguiente, le rociaba perfume para que se impregnara profundamente. Ouch! D:. Cosas de novata que recuerdo con ternura… aunque si lo pienso, ahora no es muy diferente. Segundo ouch! D: 

Debo decir en mi defensa que no tengo una buena fijación, creo que eso está determinado por la cantidad de grasa que tiene la piel, de manera  que si no me retoco varias veces al día, el perfume se desvanece. Es tanto que puedo usar varios perfumes diferentes sin la desastrosa consecuencia de una mezcla variopinta y desagradable. No es idea mía o algo así como que “tengo el aroma tan impregnado que no me coy cuenta, porque las terminaciones nerviosas  de mi nariz están saturadas”, sino que mis amigas y mi madre lo reconocen, aunque no por ello deja de hacerles gracia como me rocío a destajo el perfume de turno a cada rato. Bueno, tal vez es mucho decir “a destajo” y” a cada rato”. Dejémoslo en "bastantes veces al día", ya que, tampoco soy millonaria y los perfumes que me gustan son…un poco caros (insertar CULPA D:). Sin duda salí a mi papá, tanto en la fijación como en el consumo de grandes cantidades de perfume, aunque él que no tiene restricción alguna en cuanto a las cantidades que derrocha. Se gasta un perfume en dos semanas… D:! ahora ya saben por qué no se los regalo. Simplemente es una mala inversión. 

Bueno, prosiguiendo, en mi “temprana juventud” amaba eso de tener un aroma que sólo fuera mío y debo decir con orgullo que más de una vez en esa época creyeron que usaba un perfume de diseñador, ya que la mezcla de mi PH más la colonia Pink Simonds le parecía divino a un par de compañeros gays, que si de algo sabían era de lo estiloso y trendy de la vida. Nunca me he detenido a pensarla razón de esta afortunada coincidencia (creí por mucho tiempo que era una broma) hasta que comencé a ponerme una de Barbie (si, Barbie! D: Jocosamente rosa con lila de la linea para “jovencitas”, por lo tanto más cítrica que algodonosa) que desgraciadamente se descontinuó y que mis compañeras de universidad pensaban que era One de Calvin Klein. Suerte de principiante con la que sobreviví muchos años.


Luego, un poquito mayor conocí Hot De Benneton, un aroma bastante agradable y adictivo con cierto componente artificial que no sabría calificar. Lo prefería por tres razones: Me agradaba que no se pareciera a ningún otro aroma, no era demasiado caro para mi bolsillo de estudiante y me sentaba muy bien. Usaba el rojo, que correspondía al de mujer, pero me gustaba mucho más COLD, por su dejo cítrico. Siempre he amado los perfumes de hombre y este, al menos para mi gusto, bastante unsiex. Lamentablemente mi madre me miró con cara de pocos amigos y se negó a financiarlo, así que mientras ella lo comprara no tuve otra opción. Quejarme habría sido bastante poco cortés y desagradecido, sobre todo porque es un artículo de lujo innecesario que ella me compraba para agradarme. Mi mamá es MUY MUY MUY espartana…


Así estuve un par de años contenta con mi botellita de cuernitos rojos, hasta que un día de abril cayó milagrosamente en mis manos la muestra de Imagina de Agatha Ruiz de la Prada y literalmente flipé. Si he de ser sincera, nunca miré con buenos ojos los coloridos y dulzones perfumes de Agatha. “OH La La!” me causa espanto. Tampoco fui, nunca, una chica “flor" (como el perfume amarillo de la misma marca), en parte porque me desagradaba el aroma típico de “señorita recatada” y porque lo usaba una arpía que vivía en mi primera pensión, lo cual le confería un estigma peor que los de los nazis de Inglorious Basterds (¡Viva Tarantino y su ucronía!). La cosa era que nunca he sido muy mainstream y no iba a ser esa la primera vez. Siguiendo con la historia, ame y aun amo Imagina y con este perfume comenzó mi adoración por la botellas hermosas. Si he de ser sincera compro un perfume por dos razones igual de importantes: aroma NO-incienso-patchouli-whatever (odio sentirme como un posillo de azúcar) y una botella digna y estilosa y cuando digo estiloso hablo enserio. ESTILOSA.

¡Esta es lejos la botella más linda que he tenido!

Si la botella no me causa un doble placer estético (aroma y forma) no me sirve. Lo reconozco, soy algo como una sibarita de los perfumes. Para mí cumplen la importantísima función de ser una de las cosas externas que ayudan a “mejorar” los momentos malos (como, por ejemplo, la mañana lluviosa y fría pre universidad/trabajo/certamen/doctor) y a potenciar aquellos en los que el sol brilla amablemente.Si a eso le unes que te puedas regodear en lo hermoso de sus redomas, el efecto es potente. Son algo así como estuchitos de felicidad instantánea o pequeñas botellitas de optimismo. Si, lo sé, suena super frívolo, una apología de la superficialidad, pero no me importa. Cada uno trata de arreglar y alegrar sus días como puede. No pienso discutir acá las profundidades del sentido del sufrimiento y de la vida humana, sólo contarles que uso como antídoto para un día de perros y creo que me entienden cuando digo que uno necesita cosas así en múltiples oportunidades. Entonces, cuando estaba contentísima con mi Imagina recibí mi primer cheque de devolución de impuesto y … eso es otra historia :) 


¿Les gustan los perfumes? ¿Tiene alguno favorito? ¿no les gustan? ¿Por qué?

 photo 536403sg1hb1q6nj.gifEnojada con mi computador... ¡Se apaga a cada rato!

 photo 695351ug3twpiwlh.gif      Una de mis películas favorita: Gladiador (click!)

 photo 1286740uqnbdn6zzr.gif   La red del cielo es ancha de Lian Hearn (click!)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada


♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬ ♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬ ♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬♬✿♬✿♬♬ ✿◕ ‿ ◕✿ ♬

Subir a Inicio