miércoles, 17 de septiembre de 2014

Instantáneas de mi vida: Arroz Basmati con verduras y especias o recordando a Rajesh Koothrappali

No pensaba contarles de esta receta, de hecho nunca he publicado ninguna, pero cuando subí las fotos a twitter y a mi fcbk personal me la pidieron y como creo que es una rica alternativa para las personas que quieren cocinar alimentos sabrosos y naturales, me dieron ganas de compartirla con ustedes. No es una receta formal, sino que se me ocurrió sobre la marcha, tomando unas cosas de aquí y allá y perfeccionándola con la practica. Bueno, y mi mamá dice que en algo ayuda que haya heredado el "don" para la cocina de mi abuela, que consiste, básicamente, en no respetar ninguna medida ni proporción (calcular "al ojo") y en seguir tus intuiciones o "tincadas" xD! Un método muy científico xD! 
 
  
Primero, mides una taza de arroz Basmati (Click!). Puede ser cualquier tipo de arroz, desde el blanco hasta el integral, pero yo prefiero el Basmati porque su grano es muy largo y queda graneado sin necesidad de pregranearlo (Dah!), por lo tanto no se pone pegote, algo que odio del arroz típico. También su aroma es magnífico. Bueno, tomas esa taza y la pones a remojar en un recipiente grande con agua en un lapso de tiempo que va desde 15 minutos a una hora. Según mi experiencia, mientras más tiempo lo dejes en agua mejor.
  

domingo, 14 de septiembre de 2014

Mis cítricos despertares *REVIEW* crema de ducha flor de naranja Le Petit Olivier, Gel de ducha limón y loción de cuerpo pomelo/geranio Avalon Organics y Butter de Verbena VZ o como sobrevivir una tesis con estilo (Cruelty Free)


Últimamente necesito una ayuda extra para salir de la cama por las mañana y enfrentarme a un día lleno de eternas lecturas sin fin que parecen, paradójicamente, no disminuir JAMAS ni en cantidad ni en idiomas foráneos ni en propuestas filosóficas. Me imagino que mi actual situación es una de esas condenas demoniacas ocasionadas por mi exceso de orgullo intelectual y que ha sido auspiciada, gentilmente, por la división de castigos irónicos infernales (*muhahahah*), esa que aparece en  capítulo en que Homero Simpson vende su alma al diablo por una rosquilla. Si no me entienden, vean los Simpsons, se están perdiendo la mitad de su vida y traten de hacer una tesis que no sea un berenjenal.

Bueno, la cosa es que como estoy en medio el periodo más álgido, cuando crees que el fin está próximo, pero el aleluya nunca llega ¬¬, necesito algo que me relaja y anime a comenzar a jornada y como mi desayuno, a pesar de ser natural y rico no es para detonar cohetes, opté por hacer de mis ya adoradas duchas una experiencia un poco más  estilosa y sensorial  (*Como siempre digo: el placer estético lo es todo xD!* ), apelando a los geles de ducha y cremas corporales cítricas.
 
 
Nunca he sido una chica de geles o de shampoos con aroma, principalmente porque mi mamá es super espartana y en mi casa no existía una tradición de mimarse de esta manera. Pero si soy fan militante de la aroma terapia, la cual me ha dado excelentes resultados con mis dos olores favoritos, limón/mandarían  (relajación) y menta (dolores de cabeza). Lamentablemente, en estos momentos no tengo una lámpara de aromas (*llantitos*) que me guste así quela posibilidad de expandirme en este ámbito es un poco limitadas (*acepto recomendaciones* * más llantitos*). El punto es que pensando que hacer para sonbrevivir el parto que significa una tesis, se me ocurrió que pordría tratar de combinar ambas cosas, mis queridas duchas y las esencias que más me gustan. El resultado fue más que optimo.

jueves, 11 de septiembre de 2014

Instantáneas de mi vida: Celestian Seasonings Tea Black Cherry Berry (aka cereza) delicioso, natural y amigable con el planeta :)

 
Todas las mañana comienzo mi día con un GRAN Tazón de té verde. ¿Grande? si, es un recipiente de más o menos 450 cc, a los cuales le agrego dos bolistas de té verde o su equivalente en hoja (me encanta muy cargado), cuando consigo mantener un infusor vivo, es decir, sin que mis gatillos jueguen con ellos a peresguir pelotas o me quiebren las teteras de cristal que los traen incluidos D:
 
Siendo sincera, no le encuentro ninguna gracias al té verde. No es que me desagrade, pero prefiero tomar algo más "fuerte", como el té negro con especias. Mas, pensando en la cantidad de antioxidantes que tiene, considerando lo bien que hace para la salud y el hecho de que ayude a la claridad mental e incremente la energía corporal, me obligo a optar por esta variedad de té por las mañanas. El punto es que ¿Cómo lo hago "tomable"?

martes, 9 de septiembre de 2014

MiniReseña: The Time Paradox (Artemis Fowl #6)/ Artemis Fowl y su peor enemigo o el momento en que te das cuenta que de crío eras un incordio ...

 
Artemis no puedo olvidar sus malos hábitos, ha robado magia en el túnel del tiempo y quizás por eso es el culpable que su madre tenga una enfermedad mortal de los seres mágicos para la cual sólo existe una cura: el líquido cefalorraquídeo de lémur. Pero hay un problema, Artemis es el culpable de que el ultimo de esta raza haya perecido, eliminando esta raza de la faz de la tierra ¿Tiene algún plan para salvarla? ¿A qué artimaña recurrirá? ¿Perderá la amistad de los eres mágicos para reparar ambos errores, poder entrar nuevamente en el túnel del tiempo y corregir lo que hizo a los 10 años?

Me gusta cómo ha evolucionado Artemis, de pequeño mafioso sin corazón a adolescente serio, hermano mayor responsable, con tendencias poco “convencionales”, que toma café orgánico y cuyos mejores amigos son seres mágicos. Por ello disfruté este libro por partida doble, ya que en él ambos Artemis compiten por un mismo objetivo: un lémur sedoso, pero con motivaciones completamente diferentes y opuestas.
 
Una cosa que me agrada mucho de Eoin Colfer es como introduce cada libro, siempre incluye una historia random sobre alguno de los personajes que se relaciona colateralmente con la trama posterior. Me recuerda al comienzo de los Simpson, donde la primera historia nunca tiene mucho que ver con la principal, pero siempre es una sabrosa introducción. En esta ocasión la historia del Kraquen me encantó, me recordó mis días estudiando El Leviatán de Hobbes para mi clase de derecho (*risas nerd*) y amé como sirvió para cerrar esta aventura con un final bastante infartante.  
Subir a Inicio